¿Quieres recibir nuestro boletín?
Please wait...

Visita Torres del Paine en Invierno

Home / Novedades / Visita Torres del Paine en Invierno

¡Bienvenido Invierno! Finalmente está aquí, ayer 21 de junio, se dio formalmente inicio a esta magnífica estación. ¿Tienes unos días de vacaciones guardadas y estás pensando en viajar?

Acá describimos las 10 razones de por qué debes visitar el Parque Nacional Torres del Paine con tu cámara fotográfica en esta época del año:

1. ¿Y DÓNDE SE FUERON TODOS?

Tendrás el parque sólo para ti: en esta época del año hay poca o nula cantidad de turistas lo que favorece la toma fotográfica en cuanto a que no hay intrusos en tu encuadre. El silencio será tu único compañero que te inspirará a olvidarte del stress y conectarte con el lugar al 100%.

2. ¡QUE VIVA LA NIEVE!

El registro de la nieve cayendo es uno de los elementos atmosféricos más preciados a la hora de fotografiar. Un ambiente lleno de círculos blancos, de diferentes tamaños que levitan en el espacio, apoyan un contexto estático característico que no encontrarás en otra oportunidad. Sentirás literalmente como detienes el tiempo en un click.

3. ¡SOPLA EL VIENTO ALLÁ ARRIBA!

En el invierno el macizo del Paine se cubre de nieve hasta más abajo, las cumbres se tiñen de blanco puro, y el viento levanta el polvo de nieve que bajo un haz de luz, será el protagonista de un click perfecto para no olvidar.

4. NUBES DRAMÁTICAS

Las nubes abundantes aportan al dramatismo que varía por segundos, juegos de luces y sombras que estarás encantado de capturar con tu cámara. Todo esto aporta una atmósfera misteriosa, en clave baja, única al paisaje que comúnmente conocemos de este lugar en otras temporadas.

5. AHÍ ESTÁ…. ¿NO ESTÁ?

La niebla puede ser un elemento entretenido a la hora de tratar de capturar un recorte del paisaje. Las Torres jugarán a las escondidas, y por un par de segundos, se dejarán ver para la admiración y oportuno registro de sus altas cumbres.

6. CALIPSO INTENSO, CASI AZUL

La alta temperatura de color en días nublados puede ser un elemento creativo que apoya la sensación de predominantes frías. Glaciares, hielos flotando en el agua, ríos y lagos, se lucen muy bien teñidos con tonalidades de la gama de azules. Esto se obtiene fácilmente alterando el balance de blancos de la cámara… ¿te atreves a intentarlo?

7. SUAVES COMO LA SEDA

Las aguas torrentosas de ríos de la época junto a la menor intensidad luminosa, serán una ayuda a la hora de retratar el movimiento del agua con largas exposiciones. Congelamientos o aguas sedosas, son alternativas de registro, elementos que creativamente usados, lograrán impactar visualmente en tus imágenes.

8. TRIDIMENSIONALIDAD, CASI PUEDO TOCARLO!

La menor intensidad luminosa y el menor ángulo de elevación del sol en invierno, apoyará la existencia de mayor sensación de textura en la fotografía, y aún cuando, tengas menores horas de luz, la dirección más razante es muy favorable a lo largo del día.

9. FAUNA SIN STRESS

Si tienes suerte, la fauna que abunda en la zona se hará presente en medio de sus blancos paisajes. La ausencia de personas ayudará a que el silencio y poco movimiento, ayude a que guanacos y ñandúes, entre otros, no teman en aproximarse y es ahí donde podrás obtener tus mejores retratos de los animales que habitan estos territorios.

10. SENSOR DEL ALMA

¿Y el frío? NO ES EXCUSA. Aquí no cuenta, pues si vas bien equipado, no tendrás la oportunidad para sentirlo; la energía, el asombro, la motivación por explorar, aprender en terreno y experimentar una aventura poco común, elevará tu termómetro del alma a niveles que no imaginas.

¿Necesitas más razones para decidirte?

 ¿Qué?
¿Cuándo?
¿Con quién?

MIRA TODA LA INFORMACIÓN DE ESTA EXPEDICIÓN AQUÍ.